martes, 1 de diciembre de 2009

Amaral – Revolución

Hoy he recordado los años en que España no conocía lo que era vivir en libertad; algo tan sencillo como, pensar o leer, de acuerdo a tus ideales no era permitido.

Esta Revolución que nos propone Amaral aun no ha llegado, a pesar de los años que pasaron desde la muerte del dictador, aun existen muchas circunstancias que hacen que las personas no seamos libres.

Quizá esto de la autentica libertad no sea más que una utopia.

Yo no soy libre, hay una serie de circunstancias que me impiden serlo, la más importante mi falta de salud.

Las personas enfermas no tienen, tenemos, derecho a esa libertad que desearíamos.




 Somos demasiados y no podrán pasar 
por encima de los años que tuvimos que callar, 
por los libros prohibidos y las entradas secretas. 
 
Por todos los que un día se atrevieron a gritar 
que la tierra era redonda y que había algo más 
que dragones y abismo, donde acababan los mapas. 
 
Por la noches de vacío cuando te ibas a dormir, 
esperando que la suerte volviera a sonreír, 
con los ojos abiertos esperando un milagro. 
 
Siento que llegó nuestra hora, 
ésta es nuestra revolución. 
 
Somos demasiados y no podrán pasar 
por encima de la vida que queremos heredar, 
donde no tenga miedo a decir lo que pienso. 
 
Por todas las canciones que empiezan a nacer 
para no ser escuchadas y al fin lo van a ser. 
Cantadas con rabia por los que siempre callaron. 
 
Siento que llegó nuestra hora, 
ésta es nuestra revolución. 
Somos una luz cegadora, fuerte, más brillante que el Sol. 
 
Revolución. Este es el día de la Revolución. 
 
Siento que llegó nuestra hora, 
ésta es nuestra revolución. 
Porque creo que éste es el momento de olvidar lo que nos separó 
y pensar en lo que nos une. 
Revolución.